El lavabo, pieza clave de nuestro baño

Hoy os traemos un articulo dedicado a una de las piezas clave de nuestro baño. No referimos al lavabo y los diversos tipos que existen.

Antes de empezar, queremos comentar algo que a nuestro parecer es esencial. En muchísimas ocasiones nos hemos encontrado que los clientes no tienen una idea detallada cuando comprar su lavabo, simplemente tienen una idea general; quiero un lavabo bonito, del color X con una grifería aún más bonita. ¡Y eso está muy bien, claro que nos tiene que gustar! Al final vamos a verlo y a usarlo varias veces al día.

Aspectos a tener en cuenta para elegir tu lavabo

¡Pero ojo, no todo es estética! Aparte de bonito deberíamos tener en cuenta muchas otras cosas, pero todo se resume a una pregunta:

¿Qué uso le vamos a dar? ¿Será de cortesía, de invitados, para los niños o una suite para habitación de matrimonio?

Esta simple pregunta nos condiciona en:

  • Tamaño de encimera
  • Numero de senos
  • Espaciados
  • Capacidad de almacenaje
  • Tipo de grifería
  • Altura de encimera
  • Detalles constructivos, así como: zócalos, faldones, tipo de guías y tirador o uñero.

¿Mucho lío? ¡Para nada! es responder la pregunta y elegir bien. Punto.

Tipos de lavabos o encimera

Para que puedas elegir y comprar el lavabo más adecuado a tus necesidades, a continuación y a modo de ayuda, te mostramos los principales tipos de lavabo que existen en el mercado.

Encimera simple de un seno

Una solución simple pero eficaz cuando nos encontramos un buen revestimiento de pared y queremos dar un efecto minimalista a nuestro baño.
un seno integrado con un grueso encimera fina.

Siempre podemos añadirle un pequeño zócalo y cambiar el lavabo por uno más sofisticado.

Encimera de doble seno

Tenemos dos posibilidades; la que hemos visto anteriormente con un seno para dos o la que veremos ahora, dos senos y cada uno con su espacio.

Lavabo/s sobre encimera

Muy de moda en los últimos tiempos, sobretodo para baños de cortesía y hoteles. Una apuesta por la estética, ya que no son tan funcionales ni higiénicos como los integrados.

Encimera “suspendida”

Es una solución muy estética, siempre y cuando no tengamos necesidad de almacenar o lo tengamos solucionado por otro lado.
Con un buen faldón para esconder el seno. Aunque podemos encontramos encimeras suspendidas sin faldón.

Encimera integrada en mueble

La opción que más nos gusta, elegancia en estado puro sin dar la espalda a la funcionalidad en cuanto a almacenaje. ¡Pudiendo escoger número de cajones y el tamaño de estos!

No hace falta decir que todo lo que hemos visto, es totalmente combinable. No hay reglas en esto.
¡Esperemos habernos ayudado con esta información!

Ir arriba
Abrir chat
Powered by